Devastada tras la repentina muerte de mi marido, acudí a Hospice para recibir asesoramiento sobre el duelo. No podría haber tomado una mejor decisión. Desde la persona de la recepción hasta Marissa, mi consejera de duelo, me sentí bienvenida y esperanzada. Recomiendo encarecidamente United Hospice of Rockland para el cuidado compasivo de sus seres queridos y sus familias.